27 octubre-7 de noviembre, 2021
IV Festival de Cine por mujeres, Madrid

Decálogo de objetivos y editoriales de los directores a cada edición

  1. El Festival de Cine por mujeres, Madrid nace con el propósito de convertirse en una cita anual en el calendario internacional de festivales de cine. Dirigido a todos los públicos, queremos hacer patente que las mujeres directoras hacen todo tipo de películas: comedias, policiales, películas de guerra, terror, ciencia ficción, aventuras. Ya sea en el terreno de películas de ficción, el documental o la animación.

  2. El festival quiere ser un escaparate donde se muestren los mejores largometrajes hechos por mujeres.

  3. Mujeres en la cadena de producción de valor cinematográfico (creación y formación > producción y reproducción > promoción y marketing > distribución y comercialización > consumo y accesibilidad). Bajo este enfoque se organizarán actividades formativas, como mesas redondas, talleres y conferencias magistrales, con el objetivo de destacar el rol de las mujeres profesionales.

  4. Queremos aportar al debate actual sobre el rol de la mujer, elementos significativos sobre las problemáticas del cine y su campo de acción. Ambicionamos convertirnos en un espacio para el encuentro, el intercambio y el diálogo entre mujeres con distintas inquietudes y enfoques profesionales.

  5. Actualmente hay más de 100 festivales de cine y mujeres en el mundo. Es el momento de que Madrid se posicione a la cabeza del cine y de la igualdad convirtiéndose en una referencia a nivel internacional y ofrezca una plataforma para la promoción de la producción de creadoras españolas.

  6. Puesta en valor del talento profesional español que reside dentro y fuera del país. Queremos poner en contacto a creadoras de distintas partes del mundo, establecer un intercambio de información y llegar a propuestas comunes. El reconocimiento empieza por el conocimiento.

  7. Visibilidad para la igualdad. Ya que el cine otorga visibilidad y propone modelos de conducta, este festival es la mejor manera de educar y enseñar que el papel de la mujer en el cine puede estar en cualquier sitio: delante y detrás de las cámaras. Queremos inspirar a los más jóvenes desde el ejemplo de mujeres creadoras. Una educación en la igualdad y en la diversidad debe acabar definitivamente con la desigualdad en la industria cinematográfica.

  8. Debates y participación del público. Durante el festival se organizarán debates como medio de interacción y cercanía con el público asistente. Las temáticas variadas de las películas serán una ocasión para hablar de aspectos de la realidad a partir del enfoque hecho por las mujeres.

  9. Conocer a las directoras de un país. Cada edición del festival contará con un país invitado con el objetivo de dar una visión de la reciente producción cinematográfica de algún país específico.

  10. Queremos convertirnos en una plataforma para ofrecer formación e información sobre la problemática de la mujer en el sector cinematográfico.

Editorial a la edición de 2021

Mujeres profesionales del cine español: haberlas, haylas

El año 2020 ha sido un año dramático para la humanidad desde todos los puntos de vista, pero especialmente para la salud y la economía globales. La industria del cine se ha visto particularmente afectada, con el parón de los rodajes, el cierre de salas, los escasos resultados de taquilla y la consolidación de las nuevas plataformas que han visto reforzado su papel durante el confinamiento. Ya nadie duda de que estamos ante un nuevo orden audiovisual que está desafiando el modelo tradicional de circulación de la producción audiovisual y los hábitos de consumo cultural de los espectadores al también sustituir los largometrajes por las series. Los grandes estrenos del cine decidieron retrasar su salida en sala o bien optaron por hacerlo directamente en las plataformas digitales, al tiempo que los espectadores se quedaron en sus casas ya que muchos tienen aún miedo de ver cine en salas. Parece que el esquema previo de circulación de las películas por festivales -> estreno en cines -> venta de derechos a las televisiones o plataformas, también está en crisis. Sin embargo, en paralelo, estamos en un momento dulce para la producción audiovisual: en este momento se están produciendo más de 4.600 series en el mundo de las que 75 son españolas. Todo un cambio de paradigma, el cual todavía no sabemos cómo abordar.

Parece que estas transiciones han llegado para quedarse y, por supuesto, también se han visto reflejadas en las nominaciones de los Premios Goya 2020, en los que ha llamado la atención la fuerte entrada en las principales categorías de películas más pequeñas u óperas primas, frente a años anteriores en los que las superproducciones españolas ocupaban las nominaciones, y desde luego, se ha notado la alta presencia femenina. También lo hemos notado en los Premios Oscar, donde los galardone a la Mejor Película y a la mejor dirección han recaído, por segunda vez en la historia del certamen, en manos de una directora: Chloé Zhao.

Parece ser que cuando el sector cinematográfico anda revuelto… el beneficio es para las mujeres del sector. Si analizamos los últimos premios Goya vemos que el 41% de las nominaciones de mujeres frente al 21,5% del año pasado 2020 y estos Goya 2021 pasarían el Test de Bechdel. En 9 categorías el 50% o más de los nominados son mujeres; la Mejor Dirección de Fotografía se la ha llevado, por primera vez, una mujer, Daniela Cajías por Las niñas. Además, si bien desde hace 4 ediciones el premio a Mejor Dirección Novel ya había sido otorgado a directoras (Carla Simón, Arantxa Echevarría, Belén Funes), en esta edición la película Las niñas, también se ha llevado el premio al Mejor Guión Original y a la Mejor Película, acompañando en la historia de este Palmarés a Pilar Miró, Isabel Coixet e Icíar Bollaín, además de 4 Premios Gaudí.

Dado que la presencia de la mujer en el cine aún está lejos de ser equilibrada, cabe preguntarse cuál es el verdadero motivo de este repentino aumento en los Goya: ¿Es el resultado de las luchas por la presencia de la mujer en el mundo audiovisual? ¿Se trata de las consecuencias de la normalización de un proceso natural de mayor paridad en el sector? ¿Es el producto de las nuevas cuotas de valorización de la participación de las mujeres en los equipos técnicos por parte del Instituto de la Cinematografía y las Artes Visuales (ICAA)? O es, como sospecha la cineasta Belén Funes, porque los directores “abandonaron la fiesta”: “Yo siento que es un año muy sui generis como para valorarlo en su conjunto. Los hombres han guardado sus películas de grandes presupuestos para estrenarlas el año que viene porque este año no va a haber gente en los cines. Estamos en una fiesta en la que los que vienen habitualmente no están”.

En la edición pasada, pese a la pandemia, logramos atraer la atención de un mayor número de espectadores, alguna de las películas que programamos en el "Festival de Cine por mujeres, Madrid" ha sido finalista en los Oscar 2021, como El Agente Topoy otras han podido estrenarse en salas. Este año también veréis grandes obras de diferentes países que muestran la diversidad creativa, que narran historias con puntos de vista originales y otras maneras de filmar roles o de contar con emoción temas relevantes... todas ellas están dirigidas por mujeres y son para todos los públicos.

Para concluir: consideramos que el aumento de mujeres premiadas es porque se lo merecían y también, afortunadamente, porque los tiempos están cambiando. Hay grandes mujeres directoras y técnicas y su mayor presencia en sectores predominantemente masculinos va a aportar una nueva perspectiva y nuevas historias al futuro del cine español puesto que... haberlas, haylas

Carlota Álvarez Basso, Diego Mas Trelles
Abril 2021 IV edición

Editorial a la edición de 2020

Ver de otra manera, con o sin COVID 19

El 5ª Objetivo de Desarrollo de la Agenda 2030 de Naciones Unidas es “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”. Así, la paridad es un derecho humano y un deber de la humanidad en cualquier lugar del mundo y en todos los ámbitos de la vida. Es éste un complejo proceso que ha evolucionado según las etapas de la historia y, por ende, la adopción del feminismo y sus declinaciones es diversa en cada país. Afortunadamente en 2020 en todo el planeta estábamos viviendo un momento álgido de la acción feminista…hasta que llegó la COVID 19 y la pandemia lo paralizó todo. 

Por eso creemos que este festival es más necesario que nunca, no sólo por su apoyo a la mujer creadora, sino por la urgencia de retomar nuestras vidas “congeladas”, volver a las salas de cine y al mismo tiempo, aprovechar las posibilidades del online. Quizá este parón global nos ayude a tomar las ineludibles medidas para reescribir la historia de las mujeres, de sus creaciones, de sus logros, de su posición en la sociedad y… en el relato cinematográfico.  

La crítica Pilar Aguilar señalaba recientemente: “Las cuotas han existido siempre: las masculinas”. Eso era lo “natural”, pues estamos inmersos en un sistema de valores que no reconoce lo que hace el 50% de la población, legitimando sólo la labor que desarrollan los hombres y atribuyendo falsas premisas a la feminidad, como la fragilidad y la sumisión.

Estos prejuicios también han estado presentes en el lenguaje audiovisual que debe, urgentemente, deshacerse de estos clichés, así como de las auto-imposiciones que muchas mujeres asumimos durante nuestras vidas: tenemos que desaprender lo aprendido.

Rueda de prensa de presentación de la III edición. De izquierda a derecha, Diego Mas Trelles codirector; Inma Flor responsable de comunicación y relaciones institucionales del Instituto Polaco de Cultura; Rebeca Guinea, directora de programación de Casa de América; Carlota Álvarez Basso, codirectora; Beatriz Gimeno, directora del Instituto de las Mujeres; Andrés Pérez Perruca, responsable de programación de actividades del Espacio Fundación Telefónica; Azucena Rodríguez, directora de cine y Manuel Cristóbal, asesor de industria audiovisual de la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid.

Afortunadamente, tanto en España como a nivel internacional, existe una nueva generación de directoras y profesionales luchando por un lugar igualitario en una industria que debe aplicarles los mismos apoyos, presupuestos, criterios y exigencias que a otros cineastas. Esto queda patente en las películas que veréis en este festival: grandes obras de diferentes países que muestran esta diversidad creativa, narrando historias con puntos de vista originales, con otras maneras de filmar roles y de contar con emoción temas relevantes para todos los públicos.

Con o sin COVID 19 debemos seguir feminizando toda la cadena de producción de valor cultural:   creación->producción->promoción->distribución->consumo. Para ello las mujeres seguiremos construyendo alianzas con mujeres y hombres que quieran dar cabida a la multiplicidad y diversidad de miradas que nos enriquecen. Como las entidades y empresas que apoyan este festival: una comunidad de personas que con sus esfuerzos y recursos están contribuyendo a cambiar la situación. A ellas se suman nuestras aliadas, las creadoras y la audiencia, que nos ayudan a mudar los aires del futuro para construirlo con nombre de igualdad.

Carlota Álvarez Basso y Diego Mas Trelles, codirectores 
Noviembre 2020 III edición

Editorial a la edición de 2019

¡Es nuestro momentum!

Los tiempos han llegado… y si socialmente la percepción de las cosas es la suma de las consideraciones particulares de muchas personas, entendemos por qué muchos medios de comunicación designaron el año 2018 como el Año de la Mujer.

La situación de efervescencia social que estamos viviendo tras la globalización del movimiento Me Too y de Time’s Up, las masivas manifestaciones de mujeres del 8 de marzo de 2018 y 2019, la reacción social en todo el territorio español al veredicto de “la manada”, la puesta en marcha o profundización en algunos países de políticas declaradamente paritarias como fórmula para duplicar la cantera de talento y aprovechar el potencial de prosperidad que traen consigo… están aquí para quedarse.

La sociología demuestra que es imposible borrar de un plumazo los cambios sociales integrados en el cuerpo social (cuando en 1799, después de la Revolución Francesa, Napoleón Bonaparte restableció el matrimonio canónico, la población continuó casándose mayoritariamente por lo civil, unión instaurada por los revolucionarios). Por ello, podemos estar seguras de que la toma de conciencia generalizada sobre las problemáticas referidas a la condición de las mujeres, las conquistas conseguidas en favor de nuestra libertad personal, nuestra mayor participación en todos los ámbitos de la sociedad y la transición hacia una sociedad más igualitaria son procesos irreversibles.

Pero esto no es más que el principio. La única manera para que estos cambios generen resultados palpables es apostando por la solidaridad entre géneros, trabajar codo con codo entre todas nosotras sumando esfuerzos y organizando acciones concretas. Por eso, cuando pusimos en marcha este festival en el 2018, decidimos pasar de las palabras…a los hechos.

Teresa Font, la montadora galardonada con el Premio a una Trayectoria Profesional, con los codirectores del festival, Carlota Álvarez Basso y Diego Mas Trelles

El cine entretiene pero también propone modelos y, como somos conscientes de que para cambiar las cosas tenemos que visibilizar a referentes femeninos que sean inspiradores para las creadoras, la ciudadanía y los políticos, durante estos 6 días en Madrid tendrás la oportunidad de aprender en directo con las grandes profesionales del cine nacional e internacional. 

También podrás asistir a la proyección de 38 excelentes películas dirigidas a todos los públicos, a una exhibición de 5 piezas de Realidad Virtual, a 5 mesas redondas, a 6 conferencias, además de debates, presentaciones de películas y charlas con sus directoras.

El éxito en esta titánica labor no solo depende de nuestro esfuerzo, sino de la complicidad de las autoras, del apoyo de nuestros queridos patrocinadores, de los medios de comunicación, del sistema educativo y del tuyo.

¡Acompáñanos y participa! ¡No te lo pierdas!

Carlota Álvarez Basso y Diego Mas Trelles, codirectores
Marzo 2019 II edición

Editorial a la edición de 2018

La mujer estuvo presente en la historia del cine desde su primer minuto: basta echar un vistazo a aquella salida de obreros de la fábrica que Louis Lumière rodó en 1895, en donde dos turnos de hombres, mujeres y niños se cruzaban a las puertas de aquella factoría. En aquel momento, Alice Guy-Blaché contaba con veintidós años de edad y quizá ya sabía que iba a dedicarse al cine: de hecho, rodó y produjo más de 600 películas, llegando a competir con el legendario Hollywood del cine mudo.

Hubo que esperar hasta 1949 a que Ida Lupino, conocida como actriz, cogiera las riendas de la dirección del rodaje de la película que había co-producido y co-escrito al sufrir su director, Elmer Clifton, un infarto, aunque no aparecería en los títulos de crédito como directora por respeto hacia Clifton. Después dirigiría otras 8, incluyendo la conocida Outrage, sobre una violación, y fue la primera mujer en dirigir un film de cine negro. Nunca dejó la dirección, alcanzando un gran éxito como directora de series de televisión en los años 1960 y 70.

Sin embargo, tendremos que aceptar que fue una excepción. Las mujeres ni entonces ni ahora están representadas de manera equilibrada, ni en la cultura, ni en el cine.

Continúa siendo difícil que los platós y las claquetas hablen en femenino, que los guiones cuenten cómo las mujeres ven el mundo y que las actrices interpreten personajes concebidos por las mujeres.

Tuvimos que esperar hasta 2010 para ver cómo la Academia de Hollywood concedía el primer Oscar a una mujer directora, la californiana Kathryn Bigelow, y hasta el 2018 en España para que dos directoras ganen los Premios Goya a la Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Dirección Novel: Isabel Coixet y Carla Simon. Si bien, a partir de esta fecha, las cifras han mejorado, queda patente que las mujeres pelean a diario en tierra hostil, parafraseando el título de la película ganadora del Oscar.

Esta desigualdad debe corregirse. Necesitamos las múltiples voces y miradas de las mujeres y de los hombres en todas las manifestaciones artísticas. Es preciso abrir hueco para que también las mujeres como creadoras, como intérpretes de la realidad, sean reconocidas en la industria cinematográfica y por el público.

Carlota Álvarez Basso y Diego Mas Trelles, codirectores
Marzo 2018 I edición


De izquierda a derecha y de arriba abajo, algunas de las directoras participantes en la edición de 2018: Laura Mora, Hanna Sköld, Pernilla August, Constanza Novick, Katja Wik, Sara Broos, Sophie Fiennes, Francesca Comencini, Nora Twomey y Marcela Said.

CONTACTO

Sede del Festival:
Tel. +34 91 319 97 31
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Prensa y comunicación:
Tel. +34 660 573 049
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

NEWSLETTER

REDES SOCIALES

patrocinadores 2020

© Copyright Festival cine por mujeres. Powered by Bonaval